Marcadores con resultados online de futbol, tenis y baloncesto

 MAR
 18

El regreso de quien nunca se fue

Rafa Nadal se lleva el Masters 1000 de Indian Wells ante un Delpo casi impecable - Tenis

 
del.icio.us Meneame Google
El regreso de quien nunca se fue

Corazonada. Pum-pum. Sólo una. Eso es lo que tuvo Nadal cuando cerró su gira por Sudamérica en torneos menores de tierra batida. Una corazonada que le susurró al oído, “Si quieres tener un regreso a lo grande, pruébate ante los grandes”. Temeraria y suicida la dichosa corazonada, que no estaba considerando el peligroso castigo que podría sufrir la rodilla sobre el duro cemento. Corazón contra rodilla. Rodilla contra corazón… No debe ser fácil frenar una corazonada cuando tu juego es puro latido.

Esa es la intrahistoria de cómo Rafael aterrizó por sorpresa en Indian Wells, alcanzó la final y mordió el trofeo de campeón. Por el camino se había deshecho de un maltrecho Federer y un siempre incómodo Berdych, hasta que se las vio con Juan Martín del Potro en la final. El argentino estaba haciendo uno de los mejores Masters 1000 de su carrera, eliminando a Murray y Djokovic de una tacada.

Los 2 primeros sets de la final se convirtieron en un intercambio de parciales, siempre con uno de los dos tenistas dominando y el otro desaparecido. Este juego de malabares lo arrancó Nadal con un parcial de 3-0 a favor y dos bolas de break para llevarse el cuarto juego. El español tenía clara la kriptonita para inhibir el juego del argentino: protegerse de su derecha con golpes potentes al revés hasta que le ofreciese la oportunidad de atacar.

Pero consiguió Juan Martín remontar ese servicio y se hizo dueño de la siguiente racha, marcándose un parcial de 1-8 y dejando el partido en 4-6 0-2 a favor. Delpo fue calentando ese torpedo que tiene en su brazo derecho, el más potente y espectacular del Circuito, poniendo auténticos meteoritos en la pista que fueron minando la estrategia de Nadal.

Con un Rafa que se iba desquiciando por momentos y un Juan Martín algo confiado por la marcha del partido, llegó el siguiente parcial, esta vez para el español. Nadal consiguió mutar ese nerviosismo del “voy a perder la final” en relajación del tipo “no tengo nada que perder”. Logró recuperar su estrategia inicial, la de esconder el torpedo del argentino, y con su zurda de fantasía encadenó una racha de 6 juegos a 1. 4-6 6-3 y todas las fichas apostadas al tercer y definitivo set.

La última manga se dejó llevar por la inercia del segundo set, con un Nadal desgastando el juego de Juan Martín hasta convertir el partido en un juego de resistencia. Y ahí Rafa no tiene rival. Delpo ya había sido sobradamente castigado por Murray y Djokovic en las rondas anteriores y al final del partido su máximo anhelo era arrastrarse hasta las duchas de los vestuarios. Así fueron pasando los juegos hasta que Nadal se llevó el set y el torneo con el 6-4 final.

Con esta victoria, Rafa pasa a ser cuarto del mundo y Los 4 Fantásticos del Circuito recuperan a su hijo pródigo mientras miran de reojo a Juan Martín del Potro, el villano más peligroso al que se van a enfrentar para mantener su hegemonía. Pero, por encima de todo, Indian Wells se convierte en el lazo que envuelve este regalo de regreso a las pistas que ha tenido Nadal. El regreso de quien nunca se fue: en su ausencia, porque todo el mundo le añoraba; en su vuelta, porque pareciera que nunca se hubiese ido.

Jon Marlo


Comenta la noticia con Facebook




© 2016 Copyright Ediciones Foro Digital S.L.  |   Aviso legal  |   Contactar